El Ayuntamiento acomete un plan especial de limpieza frente a la calima

El Ayuntamiento acomete un plan especial de limpieza frente a la calima

Los Servicios Operativos han intensificado los trabajos con varios grupos de refuerzo que se encargarán de baldear las calles con agua no potable, empezando por aquellas de más tránsito. Se pide paciencia a la ciudadanía porque se va a actuar en todas las zonas

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha reforzado el Departamento de Limpieza Viaria para hacer frente a la gran cantidad de barro y suciedad acumulada debido al episodio meteorológico de lluvia y calima que afectó a la localidad, a buena parte de la provincia y otros puntos de la geografía nacional. El alcalde, Joaquín Villanova, ha encargado este plan especial, que se desarrollará a lo largo de los próximos días o semanas, todo ello en función de las necesidades y de que no se repitan situaciones parecidas.

En concreto, el Área de Servicios Operativos ha reforzado los servicio de limpieza con tres grupos de refuerzo en varios turnos, mañana, tarde y noche, y no se descarta intensificar las tareas. “Tenemos que recordar que la calima ha afectado a todos los municipios y ahora mismo hay mucha demanda de limpieza y los servicios están saturados por los encargos de todos los ayuntamientos”, ha explicado el concejal delegado, Prudencio J. Ruiz.

Las primeras tareas dieron comienzo el mismo viernes y han continuado a lo largo de todo el fin de semana. Operarios y maquinarias se están encargando de baldear las calles, plazas y equipamientos públicos para retirar en todo lo posible los sedimentos acumulados por la combinación de precipitaciones y polvo en suspensión, lo que ha ocasionado un problema nunca antes visto.

El Consistorio solicita la paciencia y colaboración de la ciudadanía, dado que es mucha la cantidad de barro acumulado y se van a limpiar todas las barriadas y urbanizaciones. Sin embargo, se ha comenzado por actuar en aquellas calles y zonas de más tránsito y tráfico como vías comerciales, céntricas y en las cercanías de colegios, institutos, parques, recintos deportivos y edificios públicos que son frecuentados a diario por la población. También en los patios y exteriores de los colegios o equipamientos municipales.

En todos los casos, se está empleando agua no potable. Se priorizan además los trabajos en aquellas avenidas y arterias con más circulación, ya que el propio paso de los coches y los viandantes contribuyen a esparcir el barro y la tierra. “Estaremos así bastantes días dada la gran magnitud de este desastre que no se recuerda en más de 60 años”, ha advertido el alcalde. Este fenómeno meteorológico, procedente del Sahara, ha dejado estampas nunca antes vistas en Alhaurín de la Torre y en otras localidades.

La parte positiva se encuentra en que los índices de agua almacenada en pantanos, presas y manantiales ha crecido de forma exponencial. En Alhaurín han caído cerca de 200 litros por metro cuadrado en lo que va de mes de marzo, prácticamente el 90% de lo que ha llovido en estos tres meses. El episodio de lluvias ha sido particularmente intenso en los últimos seis días, con más de 80 litros por metro cuadrado, de acuerdo a los datos de Meteoclimatic.