Adjudicadas las obras de reurbanización de la barriada de La Palmilla

Los trabajos, en los que se invertirán finalmente en torno al medio millón de euros, arrancarán próximamente. El alcalde resalta la importante transformación que supondrá este proyecto, que afecta a ocho calles, junto con la entrada en servicio de la plaza escalonada

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha adjudicado el contrato público para la ejecución de las obras de reurbanización, mejora y renovación de las redes de suministro de agua y abastecimiento de la histórica barriada de La Palmilla. Esta obra, una de las grandes propuestas del programa municipal de gobierno del alcalde, Joaquín Villanova, supondrá finalmente una inversión cercana al medio millón de euros.

La Concejalía de Economía y Hacienda y Contratación Pública que dirige Abel Perea ha publicado los decretos de adjudicación de los dos lotes en los que se dividía la licitación, de forma que serán dos las empresas que se encargarán de acometer los trabajos: Ervega y Hermanos Pérez Garrán. El proyecto, redactado por los servicios técnicos del Área de Obras e Infraestructuras que dirige Prudencio J. Ruiz, afecta a un total de ocho calles que experimentarán una notable transformación.

Una de las mejoras incluidas en las ofertas por parte de las adjudicatarias ha sido la reducción del plazo de ejecución de seis a cuatro meses. Una vez se firmen el contrato y el acta de replanteo darán comienzo las obras, que se desarrollarán concretamente en las siguientes calles: Pablo Picasso, Murillo, El Greco, Jacinto Benavente, Muñoz Seca, Goya, Real y un tramo de de la avenida Isaac Peral. Las seis primeras tienen hasta 40 años de antigüedad e históricamente han sido callejones sin salida hasta la construcción de la nueva plaza-mirador escalonada (pendiente de inaugurar), donde desembocan varias de ellas.

Por un lado, se van a renovar los pavimentos, de forma que se dotará a las calles de una superficie uniforme a un único nivel y con diseño de hormigón impreso, similar al utilizado en la reurbanización de otras barriadas, con la finalidad de dar un mayor protagonismo a los peatones. Por otra parte, se va a aprovechar para sustituir toda la red hídrica, dotando a la barriada de nuevas tuberías e infraestructuras tanto de suministro de agua como de saneamiento.

El Ayuntamiento pide disculpas de antemano por las molestias que puedan implicar el desarrollo de estas obras, si bien recuerda que se trata de una intervención muy demandada por los vecinos de La Palmilla y que dará lugar a una barriada completamente reformada, más accesible y visitable.

El alcalde, Joaquín Villanova, ha destacado que tanto esta reurbanización como la nueva plaza escalonada “van a cambiar por completo” y “mejorar mucho” el aspecto de Las Palmillas, y que los vecinos van a ganar un “espacio considerable”, al tiempo que se reducen las emisiones contaminantes al dar más protagonismo a los peatones y menos a los coches. En este sentido, ha recordado que será posible estacionar los vehículos en las bolsas de aparcamientos de la cercana urbanización de La Huertecilla, con la que se comunica a través de las escaleras y el ascensor de la nueva plaza.